Tras impugnar mi alta médica ¿qué ocurre si no me reconocen una incapacidad permanente?

Una trabajadora autónoma que cotiza en el Régimen de Trabajadores por Cuenta Propia como agricultora es dada de baja médica por incapacidad temporal debida a una enfermedad, situación en la que permanece incluso después de que finalice la prórroga  máxima de 6 meses, un total de 18 meses.

Es en este momento en que el INSS le da de alta médica, agotada ya la duración máxima de 12 meses.

En este caso consta en el expediente la propuesta de resolución del Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) sobre las limitaciones orgánicas y funcionales de la trabajadora, que este entiende que continuan.

En el expediente se puede apreciar el informe de la Inspección Médica, contraria al alta médica, en el que se tuvo en cuenta a su vez otro informe del médico de atención primaria en que constaba que continuaba con tratamiento además de una fibromialgia y depresión.

Presentada la demanda de impugnación del alta médica por incapacidad temporal  (IT) por la trabajadora, el Juzgado de lo Social anula el alta médica y ordena reponer y mantenerla de baja.

La trabajadora autónoma solicita ejecución de la sentencia y el Juzgado dicta auto por el que acuerda archivar la ejecución.

Resolución de archivo esta que recurre la trabajadora ante el Tribunal Superior de Justicia, y lo desestima.

Ante tal desestimación se verá obligada a recurrir ante el Tribunal Supremo (TS). 

Para resolver la cuestión planteada el TS emplea otra sentencia de la Sala, de fecha de 25 de febrero de 2016, rcud. 3721/2014, donde ya se recoge la nueva normativa del artículo 140 de la LRJS (que entra en vigor el día 11 de diciembre de 2011) en un tema igual, en ella se determinó que no cabe el recurso de suplicación contra los autos dictados en ejecución de la sentencia en el procedimiento de impugnación de altas médicas.

Se le niega el acceso al recurso de suplicación a  todos los procesos de impugnación de alta médica cualquiera que sea la cuantía de las prestaciones de incapacidad temporal que viniere percibiendo el trabajador .

(artículo 191.2 aparado g) de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social)

Concretamente, no tiene recurso la sentencia que se dicte en el procedimiento de impugnación de un alta médica.

( artículo 140.3 apartado c) de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social)

Sólo cabe recurrir en suplicación frente a los autos que decidan el recurso de reposición contra los dictados a su vez en ejecución de sentencias firmes, y au así se le condiciona a que la sentencia hubiere sido recurrible en suplicación.

(artículo 191.4 d) de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social)

Señala el TS en sus conclusiones que:

“Es claro entonces que aquel auto dictado en ejecución de la sentencia firme recaída en procedimiento de impugnación de alta médica no admite recurso de suplicación, y obliga a declarar la nulidad de todo lo actuado con posterioridad al auto del juzgado de lo social del que trae causa la sentencia recurrida”.

Además de lo anterior, si tras concluir la trabajadora el período máximo de 545 días en situación de IT, sigue necesitando asistencia sanitaria y no puede trabajar, será examindo su estado a efectos de ser calificado en el grado de incapacidad permanente que sea.

En este caso puede cobrarse la prestación por la IT hasta su calificación, incluso cuando declare la resolución que no es merecedor de una incapacidad permanente.

Es la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 10 de enero de 2017, recurso nº 2684/2015.

Foto:unplash