El pago único de la prestación por desempleo ¿es compatible con crear mi propia empresa?

Constituir una Sociedad tras perder el puesto de trabajo  puede ser una buena salida a la situación de desempleo.

Hasta ahora por ley solo se contemplaba la opción de darte de alta como autónomo/a  precisamente con el objetivo de fomentar el autoempleo de la persona desempleada una vez perdiera su empleo.

Fue en el año 1985 cuando el Estado publica una norma por la que se recoge como alternativa a la situación de desempleo el cobro por el desempleado/a, que así lo solicite al Servicio Público de Empleo Estatal-antiguo INEM-, la  capitalización de la prestación de desempleo, y que es la anticipación del dinero que se tendría derecho a cobrar del paro, pero que en vez de recibir una cuantía mes a mes, se percibiría en un único pago la cantidad total de la prestación de desempleo.

La cuantía a que ascenderá esta dependerá de la prestación de desempleo en total a que tenga derecho el trabajador/a, esto es, en función del número de días cotizados a la Seguridad Social así como de la cuantía por la que se cotizó durante ese tiempo.

Una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha abordado la cuestión acerca de si un trabajador/a en paro puede constituir su propia sociedad dándose de alta en el RETA-Régimen Especial de Trabajadores Autónomos-, habiendo suscrito el 100 por 100 de las acciones y tras nombrarse administrador único de la sociedad.

En el caso concreto se solicitó ante el SPEE el pago único de la prestación de desempleo con el fin de poder desarrollar una actividad por cuenta propia, en la que hacía constar que era trabajador autónomo, y unos días más tarde le era reconocida.

Se da la circunstancia de que un día antes elevó la escritura pública de la sociedad mercantil de responsabilidad limitada para posteriormente, diez días después, darse de alta como trabajador autónomo en el RETA.

Tras unos meses desde que cobra la prestación en pago único, recibe notificación del SPEE por la cual se le reclama cuanto ha percibido por considerar indebida la percepción de la prestación.

Frente a la resolución  se presentó demanda, y si bien el Juzgado de lo Social va a desestimar aquella, será el Tribunal Superior de Justicia y después el Tribunal Supremo el que confirma la sentencia de aquél, a favor del trabajador, dice así su argumentación:

“constituir una sociedad mercantil de responsabilidad limitada no es incompatible con la cualidad de trabajador autónomo cuando, como es el caso, la posición jurídica del socio determina su obligada afiliación al RETA, no se cuestiona el efectivo desempeño de la actividad por cuenta propia en los términos legales y ni siquiera se alega -ni existe- el más mínimo indicio de fraude con tal constitución.

En efecto, la DT 4ª de la Ley 45/2002, aunque es verdad que solo señala como supuestos societarios a las cooperativas y las sociedades laborales, no excluye de manera expresa ningún otro, y tanto el art. 1.2.c) de la Ley 20/2007 cuando señala:

“Quienes ejerzan las funciones de dirección y gerencia que conlleva el desempeño del cargo de consejero o administrador, o presten otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, cuando posean el control efectivo, directo o indirecto de aquélla (…)”.

En este mismo sentido, “incentivar en mayor medida la obtención del propio empleo por los beneficiarios de las prestaciones por desempleo” es el objeto que recoge la propia exposición de motivos del RD 1413/2005, “en la línea marcada por la Estrategia Europea de Empleo, y también el preámbulo del RD 1044/1985, de 19 de junio, que reguló por vez primera la modalidad de pago único.

En palabras del TS, “resulta perfectamente congruente su equiparación con aquéllos, también a los efectos que aquí importan, porque sin duda contribuye a lograr la misma finalidad: el autoempleo”.

Otras sentencias en tal sentido fueron: SSTS 25-5-2000, R. 2947/99; 30-5-2000, R. 2721/99 ; 20-9-2004, R. 3216/03 ; 7-11-2005, R. 4697/04 ; 11-7-2006, R. 2317/05 ; 29-10-2009, R.3279/08 ; 29-9-2011, R. 4213/10.

En conclusión, constituir una sociedad mercantil de responsabilidad limitada no es incompatible con la cualidad de trabajador autónomo cuando la posición jurídica del beneficiario en esa sociedad determina su obligada afiliación al RETA.

Es la sentencia del Tribunal Supremo, Sala Social, nº 543/2016, de 21 de junio de 2016, recurso nº 3805/2014.

Normativa relacionada:

Ley 45/2002, de 12 de diciembre, de medidas urgentes para la reforma del sistema de protección por desempleo y mejora de la ocupabilidad.Ver LEY

Ley 11/2013, de 26 de julio, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo. Ver LEY

Foto:unplash