Pendiente la subida salarial ¿qué ocurre si entra en vigor un nuevo convenio colectivo?

Un nuevo convenio colectivo aplicable a las empresas de seguridad es impugnado, por dejar sin efecto la subida salarial que sí preveía el convenio anterior, y que reconocía a los trabajadores una subida salarial del 4,4%.

Es este el motivo de que reclame el Sindicato que se reconozca la ilicitud de la entrada en vigor del nuevo convenio colectivo 2012-2014, por contrario a derecho, según disponen los artículos 4 y 73 del Convenio Colectivo estatal de las empresas de seguridad.

La comisión negociadora mediante reunión, el día 16 de abril de 2012, convenio colectivo para el periodo 2012- 14, acuerdan dar por vencido el anterior de forma anticipada y dejar sin efecto los incrementos de todos los conceptos económicos previstos para el año 2012.

Fue a través de un procedimiento de mediación en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje-SIMA-,de marzo de 2012,  donde acordaron dejar sin efecto para el año 2012 el incremento previsto en el artículo 73 del convenio colectivo 2009-2012, así como las cuantías resultantes de los incrementos previstos para el año 2012 en el convenio colectivo, fijándose unas nuevas tablas salariales y pactándose también el sistema de incremento retributivo para los años 2013 y 2014. Dicho acuerdo no fue objeto de depósito y registro ante la Autoridad Laboral ni de publicación en los boletines oficiales.

La sentencia de instancia desestima la demanda del Sindicato con fundamento en la legitimación de parte a la hora de negociar un convenio colectivo estatutario en un determinado ámbito, que bien pudo modificar o dejar sin vigor anticipadamente el convenio estatutario anterior del mismo ámbito, no siendo de aplicación el artículo 84 del Estatuto, a pesar de que esté en vigor el convenio colectivo anterior.

Al respecto el Tribunal Supremo aclara que “en tal caso no existe superposición de convenios, sino sucesión en virtud del principio de modernidad normativa. La Sala de instancia expresa, nítidamente, apoyándose en nuestra doctrina jurisprudencial,los criterios jurídicos fundamentadores de su decisión, que en esencia son :

a) las partes legitimadas para negociar un convenio colectivo estatutario en un determinado ámbito pueden modificar o dejar sin vigor anticipadamente el convenio estatutario anterior del mismo ámbito, no siendo aplicable el artículo 84 del Estatuto, aunque el convenio colectivo anterior estuviese todavía vigente – sentencia de esta Sala 2 de diciembre de 1998 (recurso 969/1998 ), con cita de las de 16 de diciembre de 1994, 10 de febrero de 1995 y 26 de febrero de 1996 ,

b) que en dicho caso no existe superposición de convenios, sino sucesión en virtud del principio de modernidad normativa;

c) que el nuevo convenio puede contener una regulación más desfavorable para los trabajadores que el convenio anterior, pero no pueden aplicarse retroactivamente las normas más desfavorables de la nueva norma a situaciones de hecho producidas bajo la norma antigua y que ya han dado lugar a que nazcan derechos para los trabajadores – sentencia de esta Sala de 27 de junio de 2000 (recuros 4045/2009 )-;y,

d) que sin embargo en este caso el convenio colectivo impugnado no impone dicha retroactividad in peius, sino que la inaplicación de la subida salarial pactada en el convenio anterior deriva de un acuerdo alcanzado anteriormente ante el SIMA y dicho acuerdo no es objeto de este proceso. En definitiva, carece de todo fundamento la denuncia del Sindicato recurrente sobre falta de motivación de la sentencia recurrida, siendo lo que en realidad cuestiona la interpretación que la Sala de instancia ha hecho de los preceptos jurídicos aplicables, manifestando su discrepancia con el criterio plasmado en la sentencia recurrida.
Confirmación de que el aludido artículo que preve su aplicación retroactiva al 1 enero 2012 es conforme a derecho. Introducir una reducción salarial respecto de los salarios regulados en la norma convencional anterior es ajustado a derecho”.

El demandante alega entre otro motivos, del recurso de casación, la incongruencia del juzgador al dictar la sentencia, a lo cual responde el TS que, “por esta Sala de lo Social ya se ha declarado que la exigencia de la congruencia en el proceso laboral resulta de la aplicación del art. 359 de la supletoria LEC , según el cual las sentencias deben ser congruentes con las demandas y con las demás pretensiones deducidas oportunamente en el pleito, y que la incongruencia supone confrontar la parte dispositiva de la sentencia con el objeto del proceso delimitado por sus elementos, subjetivos y objetivos, causa de pedir y “petitum”, si bien tal confrontación no significa una conformidad rígida y literal con los pedimentos de los suplicos de los escritos ( STS/IV 4-III-1996 ), bastando que el fallo se adecue sustancialmente a lo solicitado, pues, además, en el proceso laboral el principio dispositivo tiene menos rigor que en el civil, por lo que no es incongruente que el Juez Social aplique por derivación las consecuencias legales de una petición, aunque no hayan sido solicitadas expresamente por las partes, si vienen impuestas por normas de derecho necesario o, que se concedan efectos no pedidos por las partes siempre que se ajusten al objeto material del proceso (fundamentalmente, STS/IV 16-II-1993 );….”; y la aplicación de esta doctrina a las fundamentaciones ya expuestas de la sentencia recurrida y a su fallo desestimatorio, impone – como ya hemos anticipado- la desestimación del motivo, al no concurrir, ni la falta de motivación ni la incongruencia denunciadas.
La sentencia del Tribunal Supremo desestima por tanto el recurso de casación frente a la sentencia de la AN recaída en materia de impugnación de Convenio Colectivo y confirma la resolución judicial impugnada en todos sus pronunciamientos, entiende que no procede reconocer a los trabajadores, el incremento salarial del 4,4% sobre las tablas salariales del año anterior, por cuanto, la postura de la empresa, en contra de la aplicación de la subida salarial, no deriva de una interpretación de la cláusula del convenio colectivo, sino de la aplicación de un acuerdo anterior alcanzado ante el SIMA que no ha sido objeto de impugnación. Dice así el Fallo de la sentencia:

FALLAMOS

Desestimamos el recurso de Casación interpuesto por la Letrada ….., en nombre y representación del SINDICATO AUTÓNOMO DE TRABAJADORES DE EMPRESAS DE SEGURIDAD (ATES), -recurso al que se ha adherido CIG- contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, de fecha 25 de febrero de 2014 , en el procedimiento 489/2013, incoado en virtud de demanda formulada por dicho Sindicato, frente a las Asociaciones Empresariales ” APROSER”, ” FES”, “AMPES”, “AES”, “AESPRI”, “ACAES”, y los Sindicatos “UGT”, “USO”, “CC.OO.”, “CIG” y “ELA” , en materia de impugnación de Convenio Colectivo. Sin costas.

 

Artículos relacionados:

Artículo 4:

“El presente Convenio entrará en vigor el día 1 de enero de 2009, con independencia de la fecha de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, y mantendrá su vigencia hasta el 31 de diciembre del 2012, quedando prorrogado íntegramente hasta su sustitución por otro Convenio de igual ámbito y eficacia”

Artículo 73:

Las cuantías de las retribuciones y sus conceptos, aplicables durante los años 2009, 2010 y 2011, para las distintas categorías, son las que figuran tanto en el articulado como en las tablas del Anexo salarial del presente Convenio Colectivo .

Para el año 2012, todos los importes económicos de este convenio colectivo se actualizarán en función del I.P.C. real de 2011, más la diferencia resultante entre el I.P.C. real correspondiente al año 2010 y el 1%. Para realizar los incrementos previstos, ambas partes acuerdan reunirse a través de la Comisión Paritaria de seguimiento del Convenio, tan pronto sea conocido el I.P.C. real correspondiente a 2011 para determinar las retribuciones del año 2012, así como la distribución y la confección de las tablas”.

En el año 2013, día 25 de abril, se publica un nuevo Convenio colectivo estatal, cuyo artículo 4 establece:

“El presente Convenio entrará en vigor el día 1 de Enero de 2012, con independencia de la fecha de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, y mantendrá su vigencia hasta el 31 de Diciembre del 2014, quedando prorrogado íntegramente hasta su sustitución por otro Convenio de igual ámbito y eficacia”.

El artículo 73 con nueva redacción, decía así:

“Las cuantías de retribuciones para cada uno de los ejercicios de vigencia de este convenio constan en el Anexo Salarial. Para la base de cálculo de tablas del año 2014, las cuantías establecidas en el Anexo Salarial de este convenio se actualizarán de acuerdo con los parámetros siguientes:

Sobre las tablas definitivas de 2013: Si el incremento del PIB a precios constantes en 2013 es superior al 1 % e inferior al 2 %, las cuantías fijadas en tablas y el resto de conceptos económicos del articulado se incrementarán en un 0,4 % el año 2014. Si el incremento del PIB a precios constantes en 2013 alcanza o supera el 2 %, las cuantías fijadas en tablas y el resto de conceptos económicos del articulado se incrementarán en un 0,9 % el año 2014″.

Es la sentencia del Tribunal Supremo, Sala Cuarta, de lo Social, Sentencia de 6 de noviembre de 2015. Recurso número 305/2014.