Becarios, cuándo cotizan a la seguridad social por el tiempo que dure la beca.

El recientemente declarado nulo RD 1707/2011, de 18 de noviembre, eximía a las entidades y organismos, públicos o privados, a cotizar por sus becarios, en este se regulaban las prácticas académicas externas de los estudiantes universitarios.

Tal  exención ha estado vigente hasta el día 28 de Junio de 2013.

Antes de aprobarse el mencionado Real Decreto se obligaba a los empresarios a cotizar a la seguridad social por los becarios que cumplieran los requisitos del Real Decreto 1493/2011, de 24 de octubre, por el que se regulan los términos y las condiciones de inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social de las personas que participen en programas de formación, en desarrollo de lo previsto en la disposición adicional tercera de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social. Toda entidad u organismo público o privado debía cotizar por quienes, siendo estudiantes, prestaran servicios en ellas.

Por tanto, desde que entrara en vigor el último RD 1707/2011, esto es, el día 11 de diciembre de 2011 y hasta el 28 de junio de 2013, los estudiantes universitarios que prestaron servicios en régimen de beca no habrían cotizado a la seguridad social.

Debe tenerse en cuenta que esta modalidad de prestación de servicios puede oscilar entre 6 meses como mínimo, hasta 2 años como máximo, conforme a la ley.

Ha tenido que ser el Tribunal Supremo la que declare nulo el RD 1707/2011 que eximía a las entidades y organismos, públicos o privados, a cotizar por sus becarios, mediante sentencia de 21 de mayo de 2013, Sala de lo Contencioso Administrativo.

Esta declaración de nulidad tiene como consecuencia que, desde el día 28 de junio de 2013, toda entidad y organismo, público o privado, que incorpore a un estudiante en un programa de formación profesional, vinculado a sus estudios universitarios ó, de formación profesional, donde no solo reciba formación sino que también realice prácticas formativas.

Siempre además que se esté recibiendo por ello una contraprestación económica, y que además no dé lugar a una relación de tipo laboral determinando esto último su alta en el Régimen de la seguridad social que corresponda.

De concurrir estas circunstancias, la entidad tendrá entonces la obligación de darle de alta en el Régimen General de la seguridad social, como asimilado a un trabajador por cuenta ajena y a cotizar por él, tal y como establece el artículo primero del Decreto señalado.

La cotización a la Seguridad Social por las contingencias comunes y profesionales, y su ingreso, se realizan de la misma forma que los contratos para la formación y el aprendizaje, conforme establezcan, cada año, la Ley de Presupuestos Generales del Estado y, sus normas de desarrollo.

Ver artículo Contrato para la formación y aprendizaje. Novedades para el 2015.

No se cotiza sin embargo por desempleo, Fondo de Garantía Salarial ni formación profesional.

Consejo.- Para finalizar, aquellas personas que cumplan los requisitos señalados, y que trabajaron bajo esta modalidad de prestación de servicios en el periodo que va desde el 11 de diciembre de 2011 hasta el 28 de junio de 2013, para un organismo que, como consecuencia de lo explicado anteriormente, no cotizó por ellas, no habiendo este último regularizado tal situación, podrán solicitar el alta y baja en la seguridad social, con la consiguiente cotización, durante el período en que prestaron los servicios, ante la Tesorería General de la Seguridad Social o finalmente, acudir a la vía jurisdiccional social para reclamar el cumplimiento de este derecho, en este último caso, tanto frente a la TGSS como frente al organismo para el que prestaron los servicios.

Normativa relacionada:

Real Decreto 1493/2011, de 24 de octubre, por el que se regulan los términos y las condiciones de inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social de las personas que participen en programas de formación.

Noticias relacionadas:

Reconocida la relación laboral de un estudiante contratado como becario

 

foto:unplash