Viajar al extranjero mientras se recibe la prestación por desempleo

Reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo de los años 2012 y 2013 han determinado un nuevo tratamiento de las consecuencias que tiene que las personas que cobran la prestación de desempleo salgan al extranjero.
De entre las más conocidas está la Sentencia de 18 de octubre de 2012, que estima un Recurso de Casación en Unificación de Doctrina, y establece en qué situaciones cabe suspender y no extinguir una prestación de desempleo cuando se sale al extranjero.

Otras sentencias del TS estiman como procedente que, personas que cobran la prestación de desempleo, en determinadas situaciones, cuando la salida se prolonga más de quince días, y no comunicaron previamente la misma al SPEE, mantengan el derecho a la prestación de desempleo, y pierdan tan solo tantos días o semanas de prestación como días o semanas se haya permanecido en el extranjero, debiéndolo devolver.

La Ley General de la Seguridad Social establece qué períodos de tiempo máximo puede viajarse al extranjero cuando se está cobrando una prestación o un subsidio de desempleo:

1.-Cuando la causa de salir al extranjero es buscar trabajo, trabajar, perfeccionar nuestro trabajo o una cooperación internacional, podrás conservar la prestación o subsidio de desempleo si regresas antes de que transcurra 1 año continuado.
Pero siempre antes se debe comunicar en la oficina de empleo, y obtener la autorización del SPEE.

Para no perder la prestación de desempleo debes regresar a España antes de que transcurran 12 meses desde la fecha de la salida.  La consecuencia es que, durante el tiempo que se permanece en el extranjero, se SUSPENDE la prestación, no se cobra nada pero tampoco continua corriendo el tiempo que te faltaba por cobrar la prestación.
(Artículo 212 apartado 1 f) de la LGSS).

2.- En todo caso, la ley permite salir al extranjero conservando la prestación o el subsidio de desempleo,cada año natural,  durante 15 días naturales no se requiere justificar el motivo de la salida, sino que antes se debe comunicar la salida y ser autorizada por el SPEE.
La consecuencia será que, durante el tiempo que se permanece en el extranjero, se continúa cobrando la prestación.

Hasta 90 días, seguidos o no, no se requiere justificar el motivo de la salida, sino que antes debe comunicarse la salida y autorizarse por el SPEE. La consecuencia es que, durante el tiempo que se permanece en el extranjero, se suspende la prestación, no se cobra nada pero tampoco continua corriendo el tiempo que te faltaba por cobrar la prestación.
(Artículo 212 apartado 1 g) de la LGSS).

Superar el tiempo máximo autorizado por el SPEE establecido en la ley ,no obtener la autorización, y el traslado de residencia al extranjero conllevaría perder la prestación o subsidio de desempleo desde la fecha de la salida. (Artículo 213 apartado 1 de la LGSS).

Para finalizar, también cabe considerar la opción que otorga la ley de exportar la prestación, si el viaje se hace a un País de la Unión Europea, lo cual puede hacerse durante 3 o 6 meses como máximo.

 

Consejo.- Ya que se trata de un tema delicado como es el percibo de la prestación de desempleo que, en muchos casos es el único ingreso de la persona o incluso de la familia entera, aconsejo siempre asesorarse no sólo en la oficina de empleo sino también de un abogado especialista cuando, tras haber acudido a la oficina quedan dudas pendientes que han surgido después y que requieren de respuesta rápida.

No hay que olvidar que cada solicitud de derechos a las prestaciones de la seguridad social está sujeta a diferentes plazos, muchos de ellos, una vez transcurridos, provocan la pérdida del derecho, así como también se sujetan a plazos las comunicaciones a realizar al SPEE como en el caso de producirse modificaciones o variaciones en los datos del beneficiario de la prestación de desempleo o ayuda.

En estos casos si se duda acerca de cúal es la correcta actuación a seguir, es fundamental consultar antes de actuar, evitando así una suspensión del pago o incluso la extinción o pérdida total de la prestación, el subsidio ó, la ayuda de desempleo.

 

Normativa relacionada:

Realal Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.